María Bonilla

Traducción y servicios lingüísticos

Corrección de textos

Di justo lo que quieres decir

 

Un texto impecable es la mejor carta de presentación. Para conseguirlo, la ortotipografía y un buen estilo son elementos imprescindibles y deben combinarse con la creatividad para comunicar de forma profesional.

El perfil de un corrector de textos cobra sentido al final del proceso, cuando los creadores de contenido ya han realizado su trabajo y hay que ocuparse de dar el toque final.

Como correctora trabajo con todo tipo de formatos: textos web, contenidos de revistas, entradas de blogs, incluso campañas de agencias de publicidad, etc. Esta faceta de mi profesión es sin duda una de mis preferidas.